Reparación de tuberías sin obra, ¿qué técnicas existen

Reparación de tuberías sin obra, ¿qué técnicas existen?

La reparación de tuberías sin obra es un proceso relativamente nuevo y extremadamente innovador, aunque muchos no lo conocen. Hacerlo tiene muchos beneficios reales. Algunas de las mejores características de este servicio son que es rentable, fácil de usar y muy rápido. Lo llevan a cabo escritores profesionales y experimentados que conocen bien su trabajo.

Existen varios métodos en función del diámetro y longitud de las tuberías, pero en cualquier caso se aplican para grandes infraestructuras industriales y grandes superficies, por lo que no se consideran formas convencionales de rehabilitación.

Rehabilitar tuberías sin obra: qué técnicas existen

Hay muchas maneras diferentes de rehabilitar tuberías sin tener que cavar una zanja. Hay algunas tecnologías de vanguardia que se utilizan en este proceso, incluidas las luces ultravioleta. Para ello, las empresas necesitarían contar con un equipo interno de especialistas con amplios conocimientos y experiencia y cuyos salarios estén siendo pagados. Los nuevos empleados también necesitan conocer los requisitos a nivel mundial en materia de seguridad y prevención, así como las normativas específicas de cada país.

El hecho de que no estemos excavando ahorra muchas molestias a las personas que nos rodean, además de evitar interrumpir los negocios y la producción económica. Además de todo esto, también ahorra mucho dinero. Menos contaminación acústica y más limpieza también obtienen beneficios adicionales. Por estas razones, cabe señalar que esta es la forma moderna y avanzada de hacer las cosas. En comparación con las formas más antiguas, definitivamente son mejores en muchos aspectos.

Reparación de tuberías sin obras

Reparación de tuberías sin obras

Los diversos sistemas de rehabilitación de tuberías sin zanja serían:

  • El uso de obturadores o «packers» se está volviendo más popular para restaurar fugas en tuberías y otros sistemas hidráulicos. La tecnología es especialmente buena para limpiar ciertos puntos. Una vez localizada la avería, se transporta el packer al tramo de tubería a reparar y se infla para que llene toda la tubería. Esto significa que cuando lo llenemos con material, aún conectará ambos lados de la tubería.
  • Los manguitos CIPP son una opción rápida, eficaz y más rentable para la rehabilitación de tuberías que han visto días mejores. El método es perfecto para trabajos más simples o para preparar infraestructuras para rehabilitación/actualización. La tubería a renovar se extrae mediante un manguito de poliéster o fibra de vidrio, previamente impregnado con determinadas resinas de diferentes propiedades mecánicas. Por ejemplo, una resina epoxi que tiene una fuerte capacidad de adherencia y se usa a menudo durante las renovaciones. Con un pozo o alcantarilla, se coloca una tubería nueva dentro de la anterior y se fija para detener las fugas. Esto da como resultado una configuración más fuerte y duradera que antes.
  • UVA. Hay muchas formas de reparar una fuga de agua sin cavar una zanja, por ejemplo, mediante el uso de rayos UV. Esto está destinado a diámetros más pequeños y longitudes más cortas. Por lo general, es más rápido y más fácil que otros métodos.
  • El vapor de agua es un tipo de trabajo con agua caliente que es útil para tuberías con problemas de infiltración. Es el sistema más antiguo de reparación de tuberías sin necesidad de grandes reformas.