Si te toca hacer una reanimación cardiopulmonar, acuérdate de los Bee Gees y su Stayin’ Alive

Si alguien me hubiera dicho hace unos años que yo iba a llevar en el móvil una canción de Patricia Manterola, me hubiera reído muchísimo. Pero nunca se sabe las vueltas que termina dando la vida y, sobre todo, lo que la imaginación da de sí.

Que el ritmo no pare, no. Esa es la finalidad de la RCP (reanimación cardiopulmonar): mantener los latidos del corazón de forma artificial mediante compresiones en el pecho mientras llega la asistencia sanitaria y, a ser posible, intercalar dos ventilaciones boca a boca cada 30 compresiones (30:2).

Cuando imparto cursos de primeros auxilios, el tema de la RCP despierta entre los asistentes esa mezcla entre curiosidad y respeto, de toma de conciencia de saber que es algo en lo que todos deberíamos estar entrenados para saber actuar, y a la vez de agobio de solo pensar que te puedas ver en semejante situación.

Que el ritmo no pare, no. Según las actuales recomendaciones del Consejo Europeo de Resucitación (ERC) hay que hacer bombear el corazón lo antes posible, en cuanto se detecta que existe una parada respiratoria, a todos los efectos parada cardiorrespiratoria, ya que todavía queda sangre oxigenada en el cuerpo que hay que movilizar pronto para que llegue a los órganos vitales.

“Un ritmo de 100 compresiones por minuto”, dicen las recomendaciones, y ahí comienzan los problemas, los cálculos mentales de “si en un minuto hay 60 segundos” tienes que dar más de una compresión por segundo pero sin llegar a pasarse. Porque tampoco se recomienda sobrepasar las 120 pulsaciones. Es más difícil de lo que parece atinar con un buen ritmo de entrada, o no…

Ahí es donde entra la imaginación, las cadencias, los beats por minuto. Que el ritmo no pare, no. Y te pones a analizar la canción y te encuentras con que casi tiene esa cadencia que buscas, 99 beats/minuto. Pero no has descubierto nada nuevo. Los americanos te han adelantado por la izquierda y hay un pequeño estudio del Dr. David Matlock con el famoso Stayin’ Alive de los Bee Gees, otro título que viene de perlas para el tema que nos ocupa.

Desde entonces, siempre amenizo las prácticas de RCP con estas canciones, apropiadas hasta en el título. Y algunas más que entre risas y música hacen que perdure en nuestra memoria, todo es ponerse a buscar en Google y seguro que te sorprendes.

Es una buena manera de recordar cómo debe ser el ritmo a seguir durante las compresiones en el pecho, ¿no os parece? Ojalá que no lo necesitéis poner en práctica.

Compartir este Artículo
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Sobre el Autor: Mar Cortés

Mar Cortés

Mar Cortés es enfermera especialista del trabajo en la oficina de Cádiz de Premap

14 comentarios en “Si te toca hacer una reanimación cardiopulmonar, acuérdate de los Bee Gees y su Stayin’ Alive

  1. JOSE JAVIER RAMOS CARRILLO
    19 Septiembre 2014 a las 07:56

    Estan muy bien estos ritmos pero si os anima más algo flamenco probar con la Macarena de Los del Río.

  2. 19 Septiembre 2014 a las 07:59

    Muchas gracias Mar.
    Por recordar algo de tanta importancia y por hacerlo inolvidable.
    Me apunto a los Bee Gees que son más de mi época.

  3. Manuel López Sánchez
    19 Septiembre 2014 a las 08:27

    Simplemente genial…!

    • Prevenidos
      Prevenidos
      19 Septiembre 2014 a las 11:27

      César, Manuel, nos alegramos mucho de que os haya gustado el post,:). Mil gracias por la sugerencia, José Javier, así tenemos más referencias para que cada uno recuerde su favorita.

  4. Miguel Casares
    5 Noviembre 2014 a las 15:59

    Enhorabuena por el blog compi!
    Ya tengo algo nuevo que contar en nuestros famosos cursos de primeros auxilios.
    La canción animará y hará recordar.
    Un abrazo

  5. gloria raya suarez
    4 Julio 2016 a las 19:20

    Y¿ como podemos contar para hacer la respiración si estamos cantando?

    • Prevenidos
      Prevenidos
      6 Julio 2016 a las 14:31

      Hola Gloria, el ritmo de la canción nos ayuda a seguir una cadencia de cien compresiones por minuto, pero no hay “cantar la letra”, se sustituye contando mentalmente con la cadencia musical. Esperamos haber resuelto tu duda. Saludos.

  6. Julio
    1 Diciembre 2016 a las 10:30

    Muy bueno este post me ha hecho recordar viejos tiempos…gracias Mar

  7. Fernando Gutierrez Hernández
    1 Diciembre 2016 a las 10:30

    Hola Mar, muy interesante y además muy didáctico. Enhorabuena por el blog.

  8. maria del valle sanchez arroyo
    1 Diciembre 2016 a las 10:41

    Buenos días!
    Es una herramienta buenísima para que los participantes de los cursos de formación de Primeros auxilios se queden con ese dato y sobre todo perdure en su mente durante mucho tiempo, que, al final es de lo que se trata, de que se aprenda algo y no se olvide. Estoy segura que el hecho de poner música en un curso y utilizarla para algo tan importante como es la realización del RCP, les quedará en su memoria. Ya veo a los trabajadores salir del aula tarareando la canción!!! ji ji ji.

  9. ANTONIO LOPEZ MARTIN
    1 Diciembre 2016 a las 10:57

    ME GUSTA

  10. Marina Baquerizo
    1 Diciembre 2016 a las 14:11

    Felicidades Mar!!!
    es una idea genial. se harán los cursos más amenos y más fáciles de recordar.
    Gracias!!

  11. jorge herranz
    1 Diciembre 2016 a las 17:33

    Buenísimo, me parece una gran idea, y que en ninguno de los aburridos cursos de primeros auxilios que he recibido no me habían dicho.
    quiero un curso tuyo ja ja

    saludos.

  12. Chiara
    1 Diciembre 2016 a las 19:59

    Muy buen artículo
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *