Trabaja con la iluminación perfecta

Si estás leyendo este post sube la cabeza y mira a tu alrededor. ¿Cómo es la luz de tu espacio de trabajo? ¿Crees que es adecuada?

Uno de los aspectos más importantes para tener una buena salud laboral es la iluminación. Afecta directamente a nuestra visión, a nuestro estado de ánimo y también nos puede perjudicar en nuestro trabajo.

Tenemos que estar alerta porque, aunque nuestro ojo tenga una gran capacidad para adaptarse a la luminosidad, es posible que el ambiente no sea el más adecuado.

¿Qué efectos podemos tener con deficiencia visual?

  • Cuando se realiza un trabajo en malas condiciones de iluminación puede aparecer fatiga visual y del sistema nervioso central, resultante del esfuerzo requerido para interpretar señales insuficientemente netas, o equívocas.
  • También nos puede acarrear fatiga muscular por mantener una postura incómoda.
  • La disminución de la eficacia visual puede aumentar el número de errores y accidentes, así como la carga visual y la fatiga durante la ejecución de las tareas; también se pueden producir accidentes como consecuencia de una iluminación deficiente en las vías de circulación, escaleras y otros lugares de paso de los trabajadores.

Si no tenemos problemas en la iluminación y nos sentimos cómodos estamos en una situación de confort visual, un estado generado por la armonía o equilibrio de una gran cantidad de variables. Las principales están relacionadas con la naturaleza, estabilidad y cantidad de luz, y todo ello está en relación con las exigencias visuales de las tareas y en el contexto de los factores personales.

Los deslumbramientos son casos límite de desequilibrio lumínico. Se producen cuando la cantidad de luz procedente de uno o varios objetos que aparecen en el campo visual es muy elevada.

Consejos prácticos para una buena iluminación

  • Emplear la luz natural siempre que sea posible. Ya que posee mejores cualidades que la artificial y constituye un elemento de bienestar.
  • El acondicionamiento de la iluminación natural lleva consigo la colocación correcta de los puestos de trabajo respecto a las ventanas o claraboyas, de manera que los trabajadores no sufran deslumbramiento y la luz solar no se proyecte directamente sobre la superficie de trabajo.
  • Evitar los deslumbramientos directos por luz solar o fuentes de alta luminancia. Éstas, en ningún caso se colocarán sin protección en el campo visual del trabajador.
  • Emplear persianas, estores, cortinas y toldos, destinados a controlar tanto la radiación solar directa como el posible deslumbramiento.
  • Evitar los deslumbramientos indirectos producidos por superficies reflectantes situadas en la zona de operación o sus proximidades.
  • Emplear la iluminación artificial cuando no sea posible la natural y para complementar el nivel de iluminación insuficiente proporcionado por la diurna.
  • La iluminación del entorno debe ser homogénea y potenciada en la zona de trabajo. Se deben evitar estancias en penumbra donde solamente se ilumine la zona de trabajo con iluminación artificial localizada.
  • Al utilizar iluminación artificial, se deben elegir las lámparas más adecuadas teniendo en cuenta:
  • Cantidad de luz que emiten.
  • Rendimiento y duración.
  • Rendimiento en color (sobre objetos).
  • Color aparente (apariencia de la luz que emiten).
  • No utilizar sistemas o fuentes de luz que perjudiquen la percepción de los contrastes, de la profundidad o de la distancia entre objetos en la zona de trabajo, que produzcan una impresión visual de intermitencia o que puedan dar lugar a efectos estroboscópicos.
  • Se deberá realizar un mantenimiento periódico de las luminarias: limpieza de las mismas y sustitución de lámparas fuera de servicio.

Si seguimos estos consejos estaremos poniendo los medios para contar con la iluminación más adecuada en nuestros puestos de trabajo.

Compartir este Artículo
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Sobre el Autor: Prevenidos

Prevenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *